Reto literario (Oct-3)

¡SALUDOS TERRÍCOLAS!

Era una tarde de octubre, oscura y sombría. Salí de casa como de costumbre para dirigirme a la escuela, me subí a la nave espacial y tomé rumbo hacia mi instituto, pero tuve un accidente ya que la nave tuvo un pequeño fallo en el motor. Mi astronave chocó contra el patio de un colegio o instituto, no sabría decirte, sin embargo, para mi sorpresa no estaba en mi natal Hans, estaba en el Planeta Tierra. Cuando me desperté de aquel terrible choque vi que estaba completamente rodeado de muchas personas mirándome con cara de sorpresa. En el momento en que por fin conseguí levantarme del suelo me di cuenta que mi nave espacial estaba completamente estropeada, todas mis cosas se estaban regadas por el suelo y me había roto una de las cuatro piernas que poseo, mi brazo estaba magullado, pero aún era capaz de estirar mi brazo derecho. Vi que todas las personas que estaban alrededor mío echándose para atrás porque mi apariencia les parecía aterradora pero lo que ellos no sabían en ese preciso momento era que ellos también me lo parecían a mí, debido a que no tenían cuatro piernas sino dos, que no podían estirar ningún brazo para alcanzar las cosas que estaban lejanas a ellos y que todos eran diferentes ya que en mi natal Hans todos éramos completamente iguales. Me quedé unos cuantos días aquí y me termine enamorando de mi actual esposa Macaco así como del país en el que aterricé.

Valeria Franco Ospina (2ºBAC)

Total Page Visits: 268 - Today Page Visits: 1