Poemas para el reto literario «Nanas, palmitas y retahílas»

Pinocho fue a pescar
Al río Guadalquivir
Se le cayó la caña
Y pescó con la nariz
Cuando llegó a su casa
Nadie le conocía
Tenía la nariz
Más larga que un tranvía
Su madre toca el bombo
Su padre los platillos
Y el pobre de Pinocho
Se le caen los calzoncillos
Pinocho fue a pescar
Al río Guadalquivir
Se le cayó la caña
Y pescó con la nariz
Cuando llegó a su casa
Nadie le conocía
Tenía la nariz
Más larga que un tranvía
Su madre toca el bombo
Su padre los platillos
Y el pobre de Pinocho
Se le caen los calzoncillos.

¡Qué llueva, qué llueva
la Virgen de la Cueva,
los pajaritos cantan,
las nubes se levantan!.
¡Que sí, que no,
qué caiga un chaparrón
Que rompa los cristales
Y los míos no.

Sana, sana, colita de rana si no sana hoy sanará
mañana.

Las palmadas lo solíamos llamar “el sese”…

Recuerdo que siempre que llegaba la hora del
recreo solía jugar al fútbol con todos los compañeros
y compañeras, también solíamos jugar al elástico y a
la comba . Solíamos cantar y no recuerdo muy bien
pero si estoy segura de que lo pasaba muy bien .

Joana Saborido (4ºESO A)


Cinco lobitos tiene la loba,
cinco lobitos detrás de la escoba.
Cinco parió, cinco crió
y a todos ellos tetita les dio.

Miriam Jimenez Rodriguez (4ºESO A)


LA GALLINA MERCEDES

La gallina Mercedes entró en la zapatería y se pidió unos zapatos del número 39, la chica que la atendió se quedó impactada con lo que estaba viendo pues cogió con la cara descompuesta y se metió en el almacén .Bajó unas escaleras y se lo dijo a su jefe que estaba dentro, el con cara de susto la miró y dijo. ¿Esto  que me estas contando es cierto ?¿has visto visiones ?,y ella le respondió:deverdad  salga usted y compruébelo, el salió del almacén subió hacia arriba ,y cuando fue a ver lo  que estaba ocurriendo allí no había nadie .Miró por todos los sitios retirando sillones ,espejos de pie que tenía ,y allí no había nadie .

Al señor se le cambió la cara y volvió a bajar al almacén y gritando empezó a decirle a la chica, que era una mentirosa que no le volviese a gastar una broma así porque se habían arriesgado a que le hubiesen robado todo.

La chica al ver a su jefe con esa cara y esos chillidos empezó a llorar y a decirle q una gallina con voz ronca le había pedido unos zapatos del número 39 y que ella impactada se fue a buscarlo porque no se creía lo que estaba viendo, pero como su jefe era como era, un desconfiado y muy mal agradecido pues la despidió.

Le dijo de muy malas formas que se marchara que no la quería volver a verla, ella empezó a llorar, nunca pensó que por eso la despidieran y menos por una gallina.

Antes de irse fue a coger su bolso que estaba en una estantería muy alta y entonces tuvo que coger una silla q había allí para subirse, y al coger el bolso ahí que estaba la gallina.

Empezó hablar y a decirle a su jefe, si me escondí porque me dió miedo de sus gritos, pero si soy una gallina y vengo a comprarme unos zapatos .El jefe con cara de estupefacto dijo: ¡hay dios mío!!¿Esto es real? Y dijo la gallina: si lo es .Y entonces la chica le dijo muchas gracias por no dejarme por mentirosa.

David del Valle (1ºESO A)


CARTA A UN AMIGO EXTRATERRESTRE
Querido amigo extraterrestre te escribo esta carta para contarte mi particular curso de primero de la ESO.
En primer lugar cambié de ciclo del cole al instituto y solo fui tres meses porque el coronavirus nos estaba atacando y para prevenir nos tuvieron que confinar en casa.
Llevamos ya más de tres meses, empezamos muy, muy mal sobre todo para manejarnos con las nuevas tecnologías era imposible, no sabía nada ¡¡¡qué horror!!!!! pero gracias al apoyo incondicional de mis padres he podido salir adelante. Cada día que pasaba me iba superando y a día de hoy estoy hecho todo un experto ,ya estamos en la final y esto me ha servido de mucho para valorar más a mis profesores y darme cuenta cuánto echo de menos a mis compis y a mi instituto. Deseando volver pero con otro concepto totalmente diferente valorar mucho más el trabajo de todos.
Un saludo amigo.

David del Valle (1ºESO A)


EL GATO RAIMUNDO Y LA VUELTA AL MUNDO
El gato Raimundo decidió dar la vuelta al mundo.Metió en su maleta las cosas necesarias como: ropa para cambiarse, cosas para la higiene que aunque sea un gato se tiene que lavar. Y en la otra maleta que se lleva solo comida y bebida para todo el tiempo del viaje.
Con todo preparado se dispuso a salir después de despedirse de sus amigos y familia.Se fue al puerto para coger el barco y zarpó. Iba con sus cuatro hermanos: Pepe, Julio, Antonio y Hugo.
Cuando llevaban unas diez horas les entró hambre y empezaron a comer algo pero no tenían muchas provisiones.
Dos días después llegaron a tierra y aprovecharon para coger más comida y bebida. Volvieron a zarpar después de dos horas allí y no llegaron a tierra hasta una semana después, que también se bajaron y cogieron más comida porque ya les quedaba poca y volvieron a zarpar tres horas después.
Por fin tocaron tierra después de….¡CUATRO MESES!, pero para sorpresa de ellos dieron ya la vuelta al mundo en tan solo cuatro meses, una semana y dos días.
Cuando llegaron les dieron una sorpresa a su familia pero su familia también tenia una sorpresa para ellos, un gran festín de sardinas y atún.
Hoy en día solo son ellos los únicos gatos en dar la vuelta al mundo.

Alejandro  Pérez Luquero (1º ESO A)


Total Page Visits: 931 - Today Page Visits: 21

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *